Diez nuevas especies descubiertas en el Austro

Para los investigadores, la zona es una “mina” de la biodiversidad del país y la  humanidad
Para los investigadores, la zona es una “mina” de la biodiversidad del país y la humanidad

Dos mamíferos y ocho anfibios, que jamás antes habían sido vistos, hoy forman parte de la lista de animales únicos del Ecuador. Fueron descubiertos en el Parque Nacional Sangay, cuya mayor extensión se encuentra en el Austro del país.

Se trata de dos roedores y ocho especies de ranas descubiertas en el área suroriental del parque, que cubre parte de las provincias de Morona Santiago y Cañar. Su protección se ha convertido en una prioridad, señala Víctor León, responsable de biodiversidad del Sangay.


El científico que estuvo al frente de la misión que descubrió las nuevas especies es Jorge Brito, quizás el primer hombre sobre la tierra en ver a los animales que el Sangay guardaba en sus adentros. “Este lugar es una mina de nuevas especies, hemos recorrido un territorio muy pequeño en relación a la extensión del parque y estamos seguros de que falta mucho por conocer”, asegura.


Tanto es así, que ya está en análisis una nueva especie de serpiente que, de combrobarse científicamente, se sumarían a los descubrimientos de vida silvestre en el sur del Ecuador. Su nombre es Atlas, en relación al gigante de la mitología.

Especies
El Parque Nacional Sangay, coronado por imponentes volcanes y cobijado por la selvática cuenca del Amazonas, es uno de los lugares más biodiversos y el único patrimonio natural de la humanidad en el continente, que tiene el Ecuador.
“Cuando la UNESCO declaró al Sangay como Patrimonio de la Humanidad no se equivocó”, sostiene Brito, quien comenta que el parque alberga al menos unas 100 variedades de anfibios y 160 de mamíferos.


Las nuevas especies son los anfibios ‘Noblella personina’, ‘Pristimantis albujai’, ‘Pristimantis churuwiai’, ‘Pristimantis sambalan’ y ‘Pristimantis saturninoi’, ‘Pristimantis tinguichaca’, ‘Pristimantis Roni’ y ‘Pristimantis latericius’. Los mamíferos son el ‘Rhipidomys albujai’ y el ‘Caenolestes Sangay’.


Todos son controladores de plagas, el ratón Sangay protege el ambiente comiendo lombrices de tierra y el albujai permite esparcir semillas.
“Son especies maravillosas que tienen una función vital en el ecosistema y que no existen en ninguna otra parte del planeta”, recalca el descubridor. (JPM) (I)

Cuenca. 

FUENTE: http://www.eltiempo.com.ec